LA NOTICIA DESTACADA

SEN lleva asistencia alimentaria para 702 familias indígenas del Chaco

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) informó que una comitiva de funcionarios de la cartera estatal partió el miércoles con un total d...

martes, 24 de marzo de 2015

Éxtasis o cocaína mezclada con raticida: buscan pistas sobre muerte de joven

La costumbre de jóvenes españoles de lanzarse a la “ruta del bacalao” (tres días de fiesta sin descanso, con ayuda de drogas, y de discoteca en discoteca) parece haberse instalado en el país, con algunos ingredientes criollos.

Eduardo Ríos, el joven que habría muerto por presunta sobredosis de estupefaciente. (foto: Facebook)


Esa es la hipótesis que maneja la Secretaría Nacional Antidrogas y la Policía Nacional, tras la muerte (por presunta sobredosis de estupefaciente) de Eduardo Ríos, el joven de 21 años.

El mismo había concurrido a una fiesta electrónica el sábado pasado en donde repentinamente sufrió convulsiones, cayó al suelo y fue trasladado a Emergencias Médicas, sitio en el que se comprobó su deceso.

“Sabemos que con la música electrónica, está muy asociada al consumo de éxtasis” señaló Luis Rojas, ministro de la Senad, en conversación periodistas. Fue al abordar la hipótesis de que el chico fallecido, habría consumido dicho estupefaciente sintético.

El éxtasis genera una alta sensación de euforia, disminuye la sensación de cansancio y contiene una amplia capacidad adictiva.

Pero tiene una contraindicación sustancial: no debe ser ingerido con alcohol, porque puede producir un “golpe de calor corporal” que deriva fácilmente en un ataque cardiaco.

Los que habitualmente ingieren esta droga lo saben, por eso es común que en las discotecas (principales focos de consumo de la misma), el agua es el principal “trago”, ya que genera una sed intensa, y es el único líquido recomendable para acompañar a la sustancia.

¿Pudo haber sido esa la causa de muerte de Eduardo Ríos? El médico forense Pablo Lemir, señaló que el resultado de la autopsia, revelará la verdad en torno al caso, que conmovió a la opinión pública.

“El problema con ciertas drogas es que muchos no conocen el corte (mezcla) que realizan los distribuidores. A manera de ejemplo, la cocaína no se consume en estado puro, se la mezcla con algunas sustancias, harina, azúcar, pero a veces incluso con raticidas”, declaró Lemir a la 1080 AM.

Agregó que esa mezcla es a veces más peligrosa que la droga misma.

La fiesta en la que ocurrió la desgracia, formaba parte de una seguidilla de encuentros promocionados solamente a través de las redes sociales, en las que las invitaciones se realizan a pocas horas de su concreción.

La policía señala que dichas fiestas se concretan sin previo aviso a las comisarías, y la presunción en torno a esto, es que el hermetismo estaría relacionado con el hecho de que al interior de los locales, se vende drogas de diversa índole.

H

No hay comentarios:

Publicar un comentario