LA NOTICIA DESTACADA

Ofrecen cursos de rápida salida laboral a 400 jóvenes

Asunción.- (NDP) Cerca de 400 pobladores de los departamentos de San Pedro, Guairá, Caaguazú y Paraguarí serán beneficiados con 15 cursos de...

martes, 16 de junio de 2015

“Truncó la vida de mi hija”

La niña de nueve años que fue manoseada por un chofer de transporte escolar se encuentra siguiendo tratamiento psicológico desde el incidente ocurrido el pasado 2 de junio. Su padre continúa la batalla legal contra el hecho les marcó la vida.

El padre de la pequeña – cuya identidad omitimos por salvaguardar la integridad suya y de la menor – relató a la prensa el difícil momento que les tocó vivir el pasado 3 de junio.

“Ella me llamó a las 11:30 desde la casa. Estaba con su mamá cuando suena mi teléfono y era el número de la señora que le cuida, pero me dice 'soy yo (su hija), acabo de llegar, algo me pasó y quiero contarte’, entonces le digo que corte y que la llamaría a su celular”.

Intuyendo que algo malo sucedió, la llama a su teléfono y entonces escuchó el relato que le heló la sangre. “Papá vos sabés que me subí al transporte, mis compañeritos ya estaban todos adentro, entonces se sube don Gustavo y empezó a tocarme el cabello”, para luego describir con su triste voz cómo el chofer del bus escolar que a diario la buscaba de la escuela, empezó a manosearle el torso, expresiones que preferimos no trascribirlas textualmente. “Me quedé congelada y empecé a lagrimear”, fue lo que le dijo la pequeña luego de explicar la situación que, si bien no entendía claramente, supo que era algo malo.

Su padre inmediatamente se comunicó con la directora de la escuela a la que asiste y ésta le manifestó que el hecho debía ser denunciado cuanto antes. “Entonces le preguntamos si se animaba a denunciar, y dijo que sí, que quiere que se le proteja también a las otras criaturas”, expuso. “Truncó la vida a mi hija, a mi familia”, lamentó.

La pequeña actualmente está siguiendo tratamiento psicológico ya que continúa aún muy afectada por lo que sucedió y temen que esto pueda afectar su rendimiento en la escuela.

El sospechoso es Gustavo Alejandro Da Silva Ávalos, quien se encuentra en Tacumbú y además ya posee antecedentes por casos similares. Según pudo investigar la familia de la pequeña víctima, ya son cuatro los casos similares en los que se involucra a esta persona, todos contra menores de edad, por lo que se han puesto en campaña junto con su representante legal para recopilar los expedientes de esas causas.

Actualmente el denunciado solicitó una revisión de medidas, que debía celebrarse en la mañana de hoy; sin embargo, se presentó una querella adhesiva por lo que la propia defensa pidió aplazar la audiencia, que tiene como nueva fecha el miércoles 17 de junio.

Criticó que la defensa ofrece como garantía un inmueble a cambio de otorgar prisión domiciliaria al denunciado. "Tratan esto como si fuese que nos hicieron una estafa", sostuvo el acongojado padre.

Sostuvo que ni en la escuela sabían que esta persona tenía ese peligroso historial. “Nadie tenía conocimiento, quién iba a creer si el señor se dedica hace 30 años a eso. Era un lobo escondido entre las ovejas”.

Finalmente manifestó que seguirán el proceso hasta el final y pedirán la pena máxima para el agresor.

Abc

No hay comentarios:

Publicar un comentario