LA NOTICIA DESTACADA

SEN lleva asistencia alimentaria para 702 familias indígenas del Chaco

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) informó que una comitiva de funcionarios de la cartera estatal partió el miércoles con un total d...

lunes, 31 de julio de 2017

Carne mal asada puede predisponer a la aparición del cáncer de colon

El Día de la Amistad llama a la fraternidad y a compartir con quienes tenemos sentires y vivencias en común. La fecha también llama a preparar la parrilla que será cubierta con abundante asado.


Sin embargo, la carne que no es bien preparada puede generar un daño potencial a la salud, entre ellos el cáncer de colon. El doctor Ricardo Fretes, presidente de la Asociación Latinoamericana de Coloproctología, detalla el riesgo que representa asar la carne antes de que el carbón dé una buena brasa.

“El carbón aún no bien encendido con su humo despide carbono que se impregna en la carne y esa carne así cocinada al llegar a los intestinos en el proceso de digestión sufre un proceso de metilación y libera factores cancérigenos”. Fretes aclara que este riesgo está presente en las personas que consumen carne roja con frecuencia. Sugiere poner a asar la carne con una buena brasa, y consumirla a punto, sangrona.




Escudo. El alto consumo de carne en dichas condiciones no sería un problema si tuviésemos el hábito del consumo alto en fibras, lo cual no es la realidad de nuestra cultura, señala el profesional especializado en coloproctología en Brasil y Francia.

“No poseemos la cultura del consumo diario de las verduras crudas. Las fibras las encontramos en ellas y las frutas, que son un gran y el mejor protector de las enfermedades del colon. Hubo un tiempo en que el paragua- yo consumía en gran cantidad las naranjas. Recuerdo que en el estadio de Sajonia, la rutina era comprar naranjas para entrar a la cancha. Afuera del estadio estaban las vendedoras que con una habilidad envidiable las pelaban al segundo”, describe el doctor, al sumarle el dato anecdótico.

Determinante. Fretes apela a la educación para cambiar los hábitos en las personas. Principalmente, en las escuelas y colegios, ya que considera que las personas mayores no variarán sus costumbres.

“El drama es cultural. El ciudadano paraguayo aunque maneje esta información, va a seguir consumiendo la carne sin el acompañamiento de las fibras. La educación lo puede todo, pero para ello van a pasar generaciones. Es común ver en los actos sociales donde se consume el asado que observando la mesa de ensaladas, se consume la ensalada de arroz, la rusa, la de porotos y sobra la verde. Este es el único país donde en los meses de diciembre y enero la ciudad se tapiza de mangos y la gente lo considera basura”, enfatiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario