Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de privacidad de Google Adsense. Puede leerlo en el enlace a continuación

LA NOTICIA DESTACADA

Fin de semana: caluroso y con chaparrones

Este viernes y el fin de semana se sentirán temperaturas muy elevadas, de acuerdo con la Dirección de Meteorología. La pronosticadora Oyu...

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Más de 200 suicidios hasta junio: psiquiatra cuenta cómo identificar señales y qué hacer

Que hable con frecuencia de la muerte y del suicidio, que avise que va a matarse, que pierda el interés en actividades que antes le resultaban placenteras son solo algunas de las señales de alguien que piensa en acabar con su vida. Un psiquiatra cuenta cómo acercarse a una persona así y de qué manera ayudar.

Identificar las señales permite salvar vidas.

De enero a finales de junio se registraron 210 suicidios en Paraguay, según el Departamento de Relaciones Públicas de la Policía Nacional. A esta cifra habría que sumarle al menos 60 más, tomando en cuenta que hay un promedio de un caso por día. En el 2018 se hubo 458 y cada año la cifra se mantiene a ese nivel.

Una persona que se quita la vida está pasando por un proceso que puede ser de semanas, meses y hasta años. Se trata de alguien que está sufriendo, que lidia con muchísima angustia, con sentimientos ambivalentes: por un lado el deseo de morir y por otro, el instinto de supervivencia.

“Esa persona encuentra en el suicidio una solución para acabar con ese sufrimiento”, explicó el psiquiatra Aldo Castilglioni, miembro de la Red Mundial de Suicidólogos, en entrevista con la 730 AM.

Algunas de las señales que indican que a alguien se le pasó esta idea por la cabeza y que posiblemente el proceso ya esté en marcha son:

La verbalización directa: la persona que se quiere matar avisa que lo va a hacer. Según estudios y autopsias psicológicas, nueve de cada 10 personas que se suicidaron habían comentado claramente su propósito al menos a un cercano.

Síntomas depresivos: el mismo estudio revela que el 70 % de las personas que tomaron esta decisión atravesaban episodios depresivos. La tristeza, la falta de ganas, la pérdida del sentido del placer en actividades que antes parecían placenteras, son algunos de estos síntomas.

Hablar mucho del tema: que alguien empiece a hablar con mucha frecuencia acerca de la muerte, del suicidio y o de personas que se han suicidado, también constituye un factor serio a tomar en cuenta.

Despedidas: que comience a despedirse de amigos, familiares, compañeros ya sea en vivo o a través de las redes sociales. Que realice maniobras financieras repentinas, también son hechos llamativos.

LA PREGUNTA QUE PUEDE SALVAR VIDAS

Detectar que alguien atraviesa un momento crítico y que además se niegue a recibir ayuda profesional es sin dudas algo muy complicado. Sin embargo, el psiquiatra aclara que existen formas de aproximarse.

“Hay que hablarle con confianza, con empatía, que sienta que queremos ayudarle y hay una pregunta que salva vida: ¿estás pensando en suicidarte?, esa puede ser la última oportunidad que va a tener esa persona de pedir ayuda y de salvarse”, recalcó el doctor.

Mencionó otro estudio que revela que el 90 % de las personas que se suicidaron padecen un trastorno mental y que el 89 % no recibió tratamiento, debido a una estigmatización hacia esta herramienta y hacia la idea de que solo los “locos” recurren a esto.

La psicoterapia enseña habilidades y brinda los recursos psicológicos para afrontar la situación que le toca pasar al afectado, ya que alguien en ese estado sufre de un déficit para resolver problemas.

El Hospital Psiquiátrico, el Hospital de Clínicas y el área de urgencias de cualquier hospital son lugares a los que pueden acudir alguien en este estado.

HOY

No hay comentarios:

Publicar un comentario